Saturd@s y sobremedicad@s.

Buenas pensadores, hoy os traemos un articulo sobre algo que hace unos años y cada día mas normal se va tratando como un habito “natural”. Hablamos de automedicarse y especialmente la automedicacion de las mujeres, ya que están como mas “obsesionas” con su cuerpo, estados de animo, etc… hay os dejamos una reflexion bastante buena. Esperemos que agais conciencia de esto y “ayudeis” a vuestro entorno.

EL PELIGROSO HÁBITO DE MEDICALIZAR TODOS LOS PROBLEMAS DE LA VIDA

Se toman pocas tilas y demasiadas pastillas. La medicalización de los problemas de la vida es algo cada vez más común: “Se usan fármacos para tratar el resfriado, la calvicie, la obesidad; y en el caso de las mujeres aún se abusa más: contra el envejecimiento, para la belleza…

Somos víctimas de la medicalización en exceso”, lamenta la profesora Isabel Montero.

En 2008, en España se consumieron 47 millones de ansiolíticos y unos 28,5 millones de antidepresivos, cifras que superan en seis y cinco millones respectivamente los datos del año anterior, según el Ministerio de Sanidad y Consumo.

Los psicofármacos se usan porque funcionan, consiguen tranquilizar a las personas que los consumen”, pero “es una situación de calma temporal, ya que las condiciones sociales y estructurales que propician el malestar no se abordan”, asegura Eugenia Gil. “Es más fácil dar medicamentos sedantes que detectar qué pasa”, añade la doctora Carme Valls-Llobet.

Y es que “la pastilla actúa rápidamente. Cada vez se toleran menos las situaciones de la vida”, agrega Montero. En una situación difícil, “una ruptura, la pérdida de un ser querido”, “lo normal y lo saludable es sufrir, que duela, que se llore; se necesita un tiempo para ese duelo”, insiste la doctora María Jesús Cerecedo. “El problema llega cuando ese dolor se patologiza y se farmacologiza, y se quiere evitar el sufrimiento. Los fármacos tienen su lugar, y están tomando espacios que no les corresponden”, añade.

Los expertos apuntan a que, el consumo de psicofármacos puede no ser siempre correcto. Ha llegado un punto en que tomarse un “Trankimazin, un Valium o un Orfidal es normal”. Ahí aparece un gran peligro: el del mal uso y el del abuso. Un consumo “a largo plazo no está exento de riesgos y no siempre está justificado”, recalcan desde la semFYC. Uno de ellos, crear cierta dependencia.

Síndrome de abstinencia

“No es algo común en todos los psicofármacos”, apunta Montero, quien destaca que “los que más dependencia suelen crear son los ansiolíticos, si se toman a dosis altas durante mucho tiempo”. En este caso, dicen desde semFYC, “si se interrumpe su consumo de forma brusca pueden provocar problemas y malestar al paciente, apareciendo síntomas propios de un síndrome de abstinencia”.

¿QUÉ ES QUÉ?

Ansiolíticos

Estos tranquilizantes son fármacos que pretenden disminuir los efectos de la angustia o de la ansiedad -un sentimiento de miedo, temor, aprensión e incertidumbre sin una causa justificada-. Los especialistas recuerdan que siempre deben ser prescritos por un profesional.

Antidepresivos

Estos psicofármacos se emplean para tratar las depresiones -diagnosticadas por un médico-y no para dificultades o problemas puntuales. Sus efectos terapéuticos estarían relacionados con una actividad sobre los neurotransmisores.

Benzodiacepinas

Se trata de medicamentos que actúan sobre el sistema nervioso central, y tienen efectos sedantes, hipnóticos y relajantes musculares. Están íntimamente relacionados con el estrés psíquico y social. Su consumo en España “es elevado, con un incremento interanual aproximado de un 7%”, según la semFYC. Entre las benzodiacepinas más consumidas están el Lorazepam, el Alprazolam y el Diazepam.

Neurolépticos

Tienen efectos sobre el sistema dopaminérgico, que participa en la regulación de la vida emocional y en el control de la motivación, la modulación de la percepción y la organización de los comportamientos adaptativos. La psicosis, afectada porto-dos estos campos, es la primera indicación del uso de los neurolépticos.

4 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Uccelo
    Mar 16, 2010 @ 08:42:37

    Ansioliticos, antidepresivos, adelganzantes, relajantes, activantes… hoy se toman medicamentos para todo, sin ser conscientes de la mierda que tomamos. Llegamos a puntos tan absurdos de que hay gente que no duerme las horas necesarias por estar viendo el gran hermano y luego se toman mierdas para estar despiertos. Desde luego, no podemos estar creando una sociedad más absurda.

    Responder

  2. TL.KK.
    Mar 16, 2010 @ 14:05:05

    Para toda esta “estupidez” sicologica, recomiendo visitar de vez en cuando el herbolario mas cercano, seguro que tiene remedios alternativos para todas las “fovias” que creeis padecer , y eso si naturales y mucho mas saludables.
    Dejar las mierdas de los medicamentos de lado que no traen nada bueno.

    Responder

  3. Isab
    Mar 18, 2010 @ 10:27:59

    Todo eso esta muy bien, pero como tengas una depresion, ojo DEPRESION, no un mal dia o una mala racha, y quien ha tenido una depresion sabe a lo que me refiero… y esperes que el tomandote una tila vas a sentirte mejor y mas tranquilo y las ideas suicidad te van a desaparecer… pues vas listo calixto. E

    Responder

  4. atreveteapensarr
    Mar 18, 2010 @ 15:49:26

    lo que queremos dar a ver en este articulo es los “problemillas” que se crea la gente misma, no cosas mallores, como una depresion a groso modo, sino lo que deciamos anteriormente. Todo problemas superfialaes, tales como la pastills para la calvicie, adelgazar, tratamientos de piel, etc..

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: